logo
  • News
  • Las Crisis No Tocan El Timbre

Blogs

Las Crisis No Tocan El Timbre

Jun 17, 2020
img

Con la crisis sanitaria que estamos padeciendo se ha desatado otra económica que no sabemos ni cuánto durará ni como será su recuperación. Sin embargo, resulta más sencillo realizar ya un diagnóstico preciso sobre la gestión del circulante, pues ya se pueden apreciar las consecuencias en empresas que contaban con una gestión de la tesorería inadecuada.

Llevamos años viviendo en un artificio con el B.C.E regando la economía con liquidez y tipos de interés que no reflejaban la situación real de la economía. Llega el invierno económico en pleno verano y el regulador se queda sin armamento para impulsar la economía en el momento mas inoportuno.

La presente crisis económica, desencadenada por el COVID, ha encontrado a muchos desprevenidos que habían confiado en que la barra libre de liquidez duraría eternamente. En estos momentos la liquidez prácticamente ha desaparecido y sólo los ineficientes programas de financiación y ayudas esponsorizados por los gobiernos han sido capaces de aliviar levemente la situación.

Por lo tanto, una gestión adecuada del capital circulante es de importancia capital para la supervivencia de muchas empresas evitando que se multipliquen sus problemas.

La gestión del capital circulante, que es el motor de las empresas, tiene un componente operativo o interno, y otro que lo complementa que es de naturaleza financiera -y también tecnológica-. Las soluciones más habituales son los programas de financiación de Cuentas a cobrar y Cuentas a pagar, comúnmente conocidos como factoring y confirming, Pero que tienen un gran numero de modalidades, menos conocidas, que permiten adaptar dichas herramientas a las necesidades concretas de cada cliente en cada momento.

  • Empezando por las Cuentas a pagar, no solo permiten liberar liquidez a comprador mediante la extensión de los términos de pago. También ofrecen la posibilidad de financiar los pagos más allá del vencimiento de las facturas o ayudar a sus proveedores a obtener liquidez inmediata y asegurar el aprovisionamiento de bienes para garantizar la producción.

 

  • Respecto de las Cuentas a cobrar, además de monetizar las facturas pendientes de cobro y mitigar el riesgo de crédito, permiten dar facilidades de pago a clientes clave que puedan estar atravesando problemas de liquidez. Existen líneas de financiación comprometidas y metodologías avanzadas de análisis de riesgo que permitirán financiar un mayor porcentaje de la cartera de clientes.

El nexo común de dichas soluciones financieras es la tecnología. La elevada ‘transaccionalidad’ de los programas y el uso de plataformas tecnológicas para su gestión, resulta en una operativa mucho mas eficiente si empresas que operan todos sus programas digitalmente a través de una única plataforma. Y al mismo tiempo dichos financiadores probablemente incrementaran su apetito debido de riesgo a la minuciosa monitorización y reportes sobre la evolución de las transacciones que dichas plataformas proporcionan.

Las empresas deben estar siempre alerta y preparadas para afrontar situaciones de escasa y costosa de liquidez como la que hemos descrito.  El denominador común de las crisis, sanitarias, económicas y las demás, es que no llaman al timbre antes de presentarse.